La iluminación: vuelven las lámparas colgantes

Las tendencias en decoración, como en muchos otros aspectos de la vida, cambian con los tiempos; y lo que parecía que no estaba de moda, no gustaba o resultaba incómodo, poco a poco vuelve a llamar la atención y se convierte en objeto de deseo.

La iluminación ha ido adquiriendo cada vez más importancia en la decoración. Los diseños de lámparas son infinitos, pero también las luces han cambiado.

De las bombillas incandescentes, se pasó a las de bajo consumo; y todas ellas, incluidas las Halógenas para empotrar, ahora son remplazadas por las de LED.

Las bombillas LED son muy eficientes energéticamente y ofrecen varias tonalidades lumínicas, desde la luz blanca hasta la amarilla, perfecta para crear ambientes cálidos.

En cuanto a las lámparas, la tendencia en interiorismo es el regreso a las lámparas colgantes. Como ya he dicho antes, diseños hay muchos, pero no todos sirven; hay que conocer las características de la estancia que se quiere iluminar y decorar para elegir la más adecuada.

Cuánto pueden colgar las lámparas

La altura de la habitación será la que determine cuánto se puede colgar una lámpara. La mayoría de las viviendas tienen alturas similares (2,5 metros aproximadamente), pero hay zonas o estancias que pueden tener menos altura –es fácil que cuartos de baño o cocinas tengan falsos techos que reducen considerablemente esa medida–. Las casas antiguas tienen techos altos que ofrecen la posibilidad de colgar lámparas grandes a diferentes alturas.

¿A qué altura colgarla?

Que sea acorde con la zona que ilumine, que exista un equilibrio entre el tamaño de la lámpara y la longitud y, por supuesto, que no interfiera en ninguna actividad habitual. Que sea de un estilo que nos guste y combine con el mobiliario, que no deslumbre (dado que nos queda más a la vista) y que cree una atmósfera cómoda, en función de la estancia donde se ubique.

¿Dónde colgar una lámpara?

El lugar donde colocar las lámparas también es básico. En la zona del comedor lo mejor es que la lámpara se sitúe encima de la mesa y que ilumine toda la superficie de la misma.

En un dormitorio, el lugar perfecto para colgar una lámpara es encima de la cama. Para estancias rectangulares una buena opción es hacer una combinación de varias lámparas, en este caso, si son tres o más puedes colgar cada una de ellas a diferentes alturas.

¿Qué estilo elegir?

El material y estilo es muy diverso, desde las tradicionales arañas de cristal, hasta el cable visto con una bombilla decorativa, un estilo moderno e industrial perfecto para una cocina con office.

Los materiales naturales, como la madera, la celulosa, el algodón, las fibras vegetales… incluso los materiales reciclados, están adquiriendo cada vez más importancia. El gusto e interés por los materiales naturales y el respeto por el medio ambiente ganan protagonismo en los últimos años.

2017-07-10T15:16:14+00:00 02/05/2017|