Rayas y cuadros en dormitorios infantiles. Juega con los materiales

La tendencia decorativa de vestir los dormitorios infantiles de nubes y estrellas y en colores celeste o rosa, en función del sexo del niño, ha pasado de moda.

Habitaciones modernas, con mucho colorido y muy alegres son cada vez más habituales. Se combinan colores, texturas y estilos diferentes para crear distintos ambientes en la habitación.

Rayas y cuadros, papel pintado combinado con pintura, mesas infantiles con pufs de colores, alfombras, cortinas, texturas diferentes…Casi todo vale, pero con un objetivo claro: que los pequeños disfruten al máximo de su espacio. Mira la cantidad de cosas que se pueden hacer para decorar jugando con los materiales.

Rayas y cuadros

Combinar rayas y cuadros es una de las tendencias decorativas del momento, pero para lograr un efecto elegante y bonito hay que tener varias cosas en cuenta.

La mejor opción es que las rayas estén en la pared, esto dará a la habitación un efecto de mayor longitud o más altura, dependiendo de si las pones en horizontal o vertical. Para el uso de cuadros hay varias posibilidades: una manta de cuadros, cojines, cortinas…

Para que todo encaje a la perfección es importante que, a la hora de combinar rayas y cuadros en las habitaciones infantiles, utilices tonos similares, así quedará todo más uniforme.

Si lo que estás buscando es dar un aire más desenfadado al dormitorio, la opción es la contraria, usar colores radicalmente distintos. Si instalas, por ejemplo, un papel de rayas gris en la pared, puedes poner una colcha de cuadros rojos en la cama.

Combinación de materiales

Utilizar materiales distintos en una habitación infantil también es tendencia. Ya no hace falta que todos los muebles del dormitorio estén a juego, basta con que cada uno se encuentre en el sitio correcto, independientemente del estilo y el material.

Elige elementos reciclados con modernas estructuras de cama o una alfombra de fibra natural junto a una estantería de laminado o lacada. Da rienda suelta a tu imaginación sin dejar de lado el uso y la capacidad del dormitorio.

Lo que nos dará la clave principal a la hora de decorar un dormitorio infantil es su tamaño y la necesidad que debe cubrir. La distribución y el interiorismo serán distintos si es un cuarto donde solo se va a dormir o es, a la vez, un dormitorio y cuarto de juegos. Si es un espacio donde el pequeño pinta o juega con coches; o si por el contrario, es un niño mayor que lo utiliza para hacer los deberes o leer.

Una vez que tengamos claro a qué actividad vamos a destinar cada rincón de la habitación, decorarlo será sencillo y divertido, porque ese será el momento en el que se podrá decidir el estilo que se quiere reflejar. Elegiremos las piezas, los accesorios y detalles para cada uno de los rincones.

2017-07-19T10:02:10+00:00 10/07/2017|