Reformas: temas a tener en cuenta antes de cambiar la distribución de tu casa

Para cambiar la distribución de tu casa es necesario tener en cuenta varios factores que van a determinar si es posible hacer la reforma como está planeada.

Lo primero que tenemos que considerar al emprender una reforma integral es si lo que queremos hacer se corresponde con las necesidades que tenemos. A lo largo de mi carrera profesional, he podido ver cómo el deseo y la necesidad a veces no van de la mano.

Una vez que se consigue encajar estos dos aspectos, deseo y necesidades reales, habrá que plantearse cuáles son las características estructurales de la vivienda.

Muros y ventanas

En muchas ocasiones, estos elementos son inamovibles. En los edificios, lo habitual es que las ventanas deban mantener el tamaño y lugar original de la edificación, bien sea por cuestiones estéticas o por normativa.

Respecto a las paredes ocurre lo mismo, las casas cuentan con muros de carga. Para modificarlos, hará falta un proyecto técnico (aprobado) donde se refleje una estructura alternativa y una intervención técnica (correctamente supervisada) a la hora de afrontar los trabajos necesarios para que el resto del edificio no se vea afectado.

Tuberías y bajantes

Las bajantes comunitarias son inamovibles, y no conviene separar los inodoros a partir de cierta distancia. Se puede aumentar el número de cuartos de baño de una casa, se pueden desplazar las tomas y desagües de una cocina, pero habrá que contemplar en cada caso, el uso previsto de cada bajante y un diseño eficiente desde el punto de vista técnico, ya que no atender a estas cuestiones puede suponer un problema muy incómodo en el futuro.

Suelos

A la hora de modificar la distribución de la casa, lo más probable es que tengas que cambiar el suelo porque, aunque dispongas del mismo material en toda la casa (lo normal es que cocina y baños tengan pavimentos distintos al resto), en los espacios donde estaban los tabiques que se echen abajo, el suelo tendrá un aspecto muy distinto al del resto de la casa y será imposible igualarlo.

Si no tienes previsto cambiar el suelo, una opción es poner el nuevo pavimento sobre el existente aunque la gama de materiales hará que la cantidad de acabados se vea algo limitada (si bien algunos de ellos son los más demandados en cualquier circunstancia). Esto hará que nos encontremos un escalón de apenas uno o dos centímetros en el acceso al interior de la vivienda, pero el acabado puede ser realmente satisfactorio.

Permisos

Los permisos y licencias para hacer una obra suelen ser competencia de los Ayuntamientos. Para una pequeña reforma, el trámite para que conseguir el permiso de obra es sencillo y rápido. En el caso de querer cambiar la distribución de tu casa, los organismos locales exigen más requisitos y llevará más tiempo conseguir la licencia de obra (en función de varios factores que dependen de la Administración), y el coste será superior.

2017-07-10T15:16:54+00:00 10/04/2017|