10 tips para redecorar salones pequeños

Las nuevas construcciones no tienen los tamaños de las de antes y muchas viviendas cuentan con estancias en las que el mobiliario queda justo. Algunos clientes me piden consejo sobre cómo redecorar cuando el espacio no es muy grande, así que voy a dar algunos consejos que permitirán dar un nuevo aire a salones que no tienen muchos metros.

Elección de los colores

Ya sabemos que los colores claros dan sensación de amplitud a una habitación, por ello deberás emplear tonalidades claras si quieres lograr que un espacio parezca más grande. O bien pintar una sola pared de un color diferente: se genera la sensación de mayor amplitud de la sala.

Otra posibilidad es, dependiendo de la forma de la habitación, usar rayas horizontales o verticales para conseguir el efecto de mayor anchura o longitud.

Si elegimos muebles de tonalidades similares a la pintura de pared (no tiene por qué ser igual ni parecido; tan sólo que no destaque demasiado), visualmente evitaremos que nos produzca cierto impacto y reclame atención, por lo que el espacio parecerá menos recargado. La nota de color se puede aplicar en objetos secundarios (cojines, jarrones, marcos de fotos…).

Mover los muebles de sitio

Si el salón es pequeño, lo primero que hay que hacer es ser realista y asumirlo, probablemente no haya opciones para colocar el sofá en un lugar distinto de donde está, pero seguro que hay algún mueble auxiliar que se puede mover o  una planta que se puede cambiar de sitio. Ese pequeño cambio dará un toque distinto a la decoración.

Los textiles

Si el tamaño es un problema a la hora de mover algunos muebles, hay elementos en un salón que se pueden transformar sin que las dimensiones afecten. Cambiar los cojines, alguna cortina, o añadir una manta al sofá podrá hacer que la estancia tenga un aspecto diferente.

Los vinilos

Hay una amplia gama de vinilos decorativos y son una opción perfecta para vestir una pared. Si se tiene claro el diseño y la medida de lo que se quiere, se puede encargar y lo hacen a medida. Esta opción es válida si las paredes son lisas, en superficies con gotelé no se pueden fijar bien y terminará despegándose.

Las alfombras

Son un elemento perfecto para decorar y no ocupan espacio. Eso sí, el tamaño y color de la alfombra tendrá que estar acorde con el espacio y el mobiliario  para que el objetivo de redecorar el salón no acabe dando como resultado un efecto que pueda empequeñecer la estancia.

Estanterías

Utilizar la parte alta de la pared para poner, por ejemplo, estanterías altas es una opción que te permitirá aprovechar el espacio y decorar al mismo tiempo. En ellas se pueden colocar libros y algún elemento decorativo o planta que adornarán la estancia y la harán diferente.

Lámparas

Un cambio de lámparas, tanto de techo como de sobremesa, es otra de las opciones que no ocupa demasiado espacio y que puede ayudar a darle al salón ese cambio que necesita. Juega con los diferentes tonos de luz y sorpréndete con el resultado.

Tapizar las sillas de comedor

Una opción sencilla para todos los gustos. Los diseños, colores y tejidos que se encuentran en el mercado son infinitos.

Cambiar cuadros por espejos

Los espejos dan amplitud a los espacios y son elementos decorativos muy bonitos y prácticos.Se pueden encontrar espejos con formas originales y marcos de todos los estilos.

Eliminar detalles

Todos tendemos a ir acumulando cosas con el tiempo y la casa se convierte en nuestro almacén particular. Es raro encontrar a alguien que no tenga más fotos, libros, CD o adornos de los que querría. Deshacerse de muchas de esas cosas dará orden y amplitud a tu salón.

2017-07-19T10:06:06+00:00 23/06/2017|